¿Qué son los Juegos de Rol?

Resulta complicado comenzar este artículo con una definición concreta sobre qué son los juegos de rol, ya que en el propio mundillo de los juegos de rol, y tras 40 años, no hay un consenso para alcanzar una definición. La prensa, algunos fanáticos, los medios de comunicación, e incluso el cine, han contribuido además a crear una imagen muy distorsionada de lo que son los juegos de rol. Voy a usar una propia con la que, aviso, hay muchos jugadores que pueden poner ciertas objeciones.

Los juegos de rol son una actividad recreativa en la que los participantes actúan como personajes de una aventura ficticia, utilizando unas reglas establecidas de antemano que regulan el resultado de determinadas acciones en el juego. 

Partida de rol durante la convención Ludo Ergo Sum

Ampliando esta definición, los juegos de rol son un entretenimiento, una actividad lúdica, en la que un grupo de personas narran las acciones, decisiones y pensamientos de unos personajes ficticios (a menudo inventados por ellos mismos y cuya descripción y capacidades se anotan de alguna manera en una ficha u hoja de algún tipo) en una historia ficticia (a veces ambientada en mundos de fantasía, novelas de misterio, películas de ciencia ficción, o universos totalmente imaginados por ellos mismos) y utilizan unas reglas (que normalmente vienen escritas en un libro) para decidir las consecuencias y resultados de las acciones de esos personajes. Estas reglas a menudo utilizan dados (muchas veces dados especiales con diferentes números de caras) o cartas para simular el azar o la probabilidad. Otras reglas usan contadores, o tarjetas, depende del juego. Algunos jugadores y juegos emplean miniaturas y dioramas para sumergirse en las escenas de acción, mientras que otros no. En la mayoría de los juegos hay un árbitro, director o narrador que plantea la historia e interpreta el reglamento, mientras que en otros juegos prescinden de esta figura y la historia se plantea entre todos los jugadores.

Los juegos de rol permiten a sus jugadores viajar al espacio, pasear por la Comarca, convertirse en un Jedi, un caballero de la mesa redonda, ser un joven dragón, un vampiro o un Dios, un supehéroe, o cualquier otra cosa que puedas imaginar. Las aventuras que los personajes viven durante un juego de rol existen unicamente en su imaginación, son fantasía pura.

Como habrás visto por la explicación, hay muchos tipos de juegos de rol diferentes, pero la base, lo que de verdad es común a todos ellos, es que se basan en conceptos simples: describir lo que hace un personaje en una historia ficticia. No hay nada más. Pero mejor os dejo con una transcripción de qué ocurre de verdad en un juego de rol.

¿Cómo es una partida de un juego de rol?

A continuación tienes un ejemplo de cómo sería una partida de Guardianes de Pandemonio, un juego creado por mí y publicado por Holocubierta Ediciones, que cortésmente nos ha dejado reproducir en este artículo este texto que aparece en el propio juego a modo de introducción. No te preocupes si ahora mismo no entiendes todo lo que ocurre, como verás los jugadores hacen referencia a “tiradas de dados”, “Atributos”, “Aspectos” y reglas que son propias de este juego en concreto. No hace falta que comprendas bien esas mecánicas para ver que están contando una historia y cómo las acciones de los personajes le van dando forma…

Portada del juego Guardianes de Pandemonio de Holocubierta Ediciones

Los jugadores están tranquilamente sentados en una mesa, con lápices, dados, refrescos y aperitivos. José hace de narrador en este juego y el resto de jugadores Vanessa, Fran y Víctor interpretan personajes. El personaje de Vanessa es Ylva, Fran interpreta a Moztoc y Víctor a Dirk. José comienza la partida contando a los demás que los intrépidos personajes se han internado en el bosque de Braunn (un lugar ficticio que existe en el juego) en busca de unos bandidos que han robado un cargamento de barriles de cerveza de la fábrica Von Braunn. Y comienzan a hablar…
José: Vale, estáis en el bosque de Braunn, está atardeciendo y todo el bosque parece coloreado de rojo y ocre. ¿Qué hacéis?
Víctor: Fran, Moztoc es buen rastreador, ¿no?
Fran: Sí, creo que no se le da mal. ¿Puedo buscar rastros a ver si encuentro huellas del paso de los bandidos? Supongo que mover unos barriles tan pesados dejará huellas.
José: Claro. Moztoc se arrodilla en el suelo cubierto de hojas y empieza a buscar ramitas rotas, huellas y esas cosas.
Fran: ¿Tengo que hacer alguna tirada?
José: Sí, en este caso voy a considerar tu acción como Superar un Obstáculo y la dificultad es Buena (+2). Debes emplear tu Atributo Mente, que mide la astucia y la percepción.
Fran: De acuerdo. (Lanza los dados y obtiene un -3 en ellos) ¡Qué desastre! Contando que mi Mente es +2, mi resultado sería de -1.
Víctor: Fran, ¿tiene Moztoc algún Aspecto que pueda invocar?
Fran: Sí, espera. Moztoc ha sido “Criado en la Selva”; para él, esto es un bosquecillo. ¿Podría valer?
José: Claro, gasta un punto de Destino y puedes elegir entre sumar un +2 a tu resultado o repetir la tirada.
Fran: El +2 no me vale porque no conseguiría llegar a la dificultad Buena (+2), así que repetiré la tirada. (Ruedan los dados y el resultado ahora es de +1). ¡Ahora sí! Mi resultado total es de +3.
José: Genial, Moztoc encuentra el rastro de unas huellas de varios pandas que se adentran en el bosque. Parece que han ido haciendo rodar los barriles, aplastando ramitas a su paso y alejándose del camino hacia el oeste.
Todos: ¡Seguimos el rastro!
José: Camináis durante un par de horas y el bosque empieza a ponerse muy oscuro… apenas veis nada y es imposible seguir el rastro.
Víctor: ¿Puedo utilizar mi magia de Lys para iluminar mi bastón?
José: Sí, por supuesto. ¿Cuánto quieres que ilumine y por cuánto tiempo?
Víctor: Pues quiero una luz tenue que nos alumbre un poco delante para no perder el rastro. Y que dure toda la escena.
José: Muy bien, debes hacer una tirada para Superar un Obstáculo usando tu Atributo Espíritu. La dificultad es Normal (+1).
Víctor: Voy. (Lanza los dados y obtiene un +2). Genial, con mi +3 de Espíritu el resultado es de +5.
José: ¡Oh! Al haber superado tu acción por más de 3 puntos tienes éxito con estilo. Eso significa que ganas un Impulso.
Víctor: Eso es un Aspecto temporal que puedo usar una única vez, ¿no?
José: Correcto.
Víctor: Vale, pues, ¿qué te parece el Impulso “Destellante”? Mi bastón ahora puede deslumbrar…
José: Por mí está bien. Ahora os movéis mejor en la oscuridad gracias al bastón Destellante de Dirk, que ilumina vuestro alrededor. Bueno, continuáis por el bosque y os parece escuchar risas y voces detrás de una loma.
Vanessa: Nos asomamos a ver, ¿no?
Víctor: Yo con cuidado de esconder el bastón y que no nos vean ellos a nosotros.
Fran: Moztoc acecha hasta la loma.
José: Vale, estáis en la loma y desde vuestra posición veis un pequeño claro donde un variopinto grupo de pandas está reunido en torno a unas hogueras. Están comiendo y tienen varios barriles de cerveza Von Braunn.
Vanessa: Vaya, eso enfurece a Ylva. (Imitando la voz de Ylva). ¡Son los bandidos! ¡Se están bebiendo la cerveza! ¡Vamos a por ellos!
Fran: Espera, que son muchos. (Hablando como Moztoc). Espera, Ylva, mejor tratar de emboscarlos.
Vanessa: Esta vez lo haremos a tu manera…
Y la partida continúa… ¿Qué ocurrirá ahora? Lo decidirán los jugadores con las acciones de sus personajes. Como veremos a lo largo del artículo, los juegos de rol son una magnífica experiencia que puede ser divertida, educativa y beneficiosa. Seguid conmigo por este paseo…

El origen de los juegos de rol

Antes de seguir nuestro recorrido por los juegos de rol, vamos a echar la vista atrás para ver de dónde vienen estos juegos. A grandes pinceladas, podemos pintar un cuadro en el que los juegos de rol son una evolución de juegos de guerra donde se libraban batallas con soldados de plomo. En principio estos juegos recreaban batallas reales con soldados de juguete pero posteriormente fueron incorporando reglas más complejas como diplomacia, negocios… o elementos fantásticos como magos o dragones. En el contexto de las grandes convenciones de juegos de guerra en EEUU, a principio de los años 70 del pasado siglo, aparecen dos personajes vitales en lo que serían los juegos de rol: Dave Arneson y Gary Gygax. Arneson dio una vuelta de tuerca al juego para que los jugadores no tuvieran bajo su mando un ejército, sino un personaje concreto, que evolucionaba con la historia y que tomaba sus propias decisiones. De su asociación con Gary Gygax nació en 1974 el que sería el primer juego de rol, y que se ha convertido en un icono de la subcultura freak y la cultura popular: Dungeons & Dragons (Dragones y Mazmorras).

Gary Gygax

Pronto surgieron muchos más productos, y no solo de fantasía medieval con dragones y tesoros… se formó rápidamente una industria que produjo juegos de ciencia ficción o superhéroes entre otros. Surgieron revistas especializadas y grupos que empezaron a llevar esta afición a otro nivel, los juegos de rol en vivo (LARP: Live Action Role Playing) de los que hablaremos un poco más adelante.
A principios de los 80 los juegos de rol empiezan a dar el salto fuera de EEUU. Dungeons & Dragons (y otros) se licenciaron en Japón, donde su influencia llegó a crear algunas de las sagas más icónicas del manganime (Record of Lodoss Wars, Slayers). Pero no se quedaron allí. Se hicieron traducciones a muchos idiomas y en muchos países. Incluso aterrizaron en España, con una edición de Dungeons & Dragons de Dalmau en 1985 que se ha convertido en una especie de objeto de culto entre los coleccionistas españoles. En estos años no solo se traducen los juegos que nacen en EEUU, surgen juegos de rol por todo el mundo, Das Schwarze Auge en Alemania, Warhammer Fantasy en Reino Unido, Drakar och Demoner en Suecia, o incluso el Sword World en Japón. Hablando de España, el primer juego patrio publicado fue Aquelarre de Ricard Ibañez (publicado por la extinta editorial Joc Internacional en 1990).
Tenemos que tener en cuenta que a principio de los 80 es el auge de los primeros videojuegos y no es de extrañar que nacieran simbiosis entre ellos y pronto se comenzaran a hacer videojuegos basados en juegos de rol, que han dejado joyas míticas que los amantes de lo retroviejuno seguro que conocen: Gauntlet, Barbarian, Golden Axe, Black Tiger... y muchos otros. Pero de la evolución de estos primeros embriones, más juegos arcade que otra cosa, hablaremos más adelante.
Los juegos de rol estaban en todas partes en los años 80. Los niños de ET estaban jugando a Dungeons & Dragons al principio de la película, había anuncios en televisión de los juegos de rol, incluso una serie de animación de Dragones y Mazmorras que también llego a nuestro país (y cuya cancioncilla no podrás olvidar jamás si la has escuchado). Y en medio de todo esto… empiezan a surgir acusaciones de satanismo, brujería, o de que inducían al suicidio. El comienzo de una leyenda negra que a la larga se demostró una falacia, pero que en aquella época estigmatizó a toda una generación de jugadores y que sin duda afectó mucho a la expansión y normalización social de los juegos de rol.

La leyenda negra…

Mucho antes de que la leyenda negra de los juegos rol llegase a España de la mano de unos adolescentes trastornados y unos medios de comunicación con pocos escrúpulos y muchas ganas de vender morbo, surgió en EEUU lo que algunos estudiantes de sociología han calificado como el “Pánico Satánico“, cuando se asoció Dungeons & Dragons (y por extensión los juegos de rol) a suicidios, desapariciones, y crímenes vinculados a la brujería y el satanismo.
Podemos considerar que el detonante fue la desaparición de un joven de 16 años (James Dallas Egbert III) en 1979. Según las primeras investigaciones desapareció en los túneles de la Universidad Estatal de Michigan cuando trataba de llevar a la realidad un juego de rol en medio de algún brote psicótico que le impedía diferenciar realidad de ficción. Este hecho se considera por muchos estudiosos el desencadenante del “Pánico Satánico“, e incluso en 1982 se estrenó una película con un jovencísimo Tom Hanks llamada “Mazes & Monsters” (Monstruos y Laberintos) que usaba estos hechos en una película no falta de polémica y que retroalimentó a los detractores de los juegos de rol. No importó que Egbert apareciese cuatro semanas después en Texas y que la realidad fuese que el joven era un muchacho gay sometido a una dura represión paterna y habitual consumidor de drogas, que simplemente había huido de sus progenitores. No importó que el juego no tuviese nada que ver. Desde ese momento se sucedieron todo tipo de acusaciones e incluso se formaron asociaciones en contra de los juegos de rol (como la BADD: Bothered About Dungeons and Dragons) que desataron una verdadera caza de brujas. Programas de televisión, cómics, actuaciones en colegios e institutos persiguiendo al juego y a los jugadores… Os enlazo un artículo de la BBC (la fuente está en inglés) sobre todo esto, porque no me quiero extender mucho más.

Recorte del periódico Newsweek, 9 de septiembre 1985

En nuestro país, un lamentable episodio relacionó durante años los juegos de rol con un asesinato en Madrid en 1994 en lo que los medios de comunicación llamaron “El Crimen del Rol“. Aunque más tarde la sentencia del tribunal (Sentencia STS 632/98 del 25 de junio de 1998) dejaba claro que los juegos de rol nada habían tenido que ver en el crimen, el daño ya estaba hecho y se convirtió en una especie de comodín para los medios el atribuir cualquier crimen inexplicado a “un macabro juego de rol”. Jamás hubo una rectificación de las duras acusaciones que se vertieron en aquellos días. A día de hoy aún hay detractores, como la periodista Isabel San Sebastián en su libro “¿A qué juegan nuestros hijos? Botellón, rol, videojuegos y otros peligros de la infancia y la adolescencia” que hace un retrato casi apocalíptico de los juegos de rol. Aunque en general la mayoría de las personas que ven peligro en los juegos de rol es porque están ampliamente desinformadas como vamos a ver a continuación.

…y la realidad

Porque la realidad es que los juegos de rol no sólo son un entretenimiento divertido al que juegan millones de personas en todo el mundo, sino que son beneficiosos y su uso está más que recomendado por diversas instancias, como el ministerio de educación en este artículo. No es de extrañar que se utilicen como terapia en prisiones o como proyectos de ludificación en la enseñanza con notable éxito: Una Semana en Howarts, Classcraft.. Los juegos de rol se han utilizado en programas de prevención del fracaso escolar y delincuencia juvenil, como el prestigioso Social Problems Solving Program (SPSs) de Weissberg, que se aplica en algunas escuelas de Rochester, New York y New Haven, que ha demostrado la eficacia de los juegos de rol para enseñar a los jóvenes a solucionar problemas interpersonales, proporcionando habilidades destinadas a controlar y encauzar la conducta inadaptada. Otros programas de igual importancia como el Social Competence Program de la Escuela Augusta Lewis Troup, el proyecto PATHS (Parents & Teachers Helping Students) desarrollado por un equipo de psicólogos de la Universidad de Washington, emplean técnicas similares, entre las que se incluyen el modelado y los juegos de rol para ayudar a los estudiantes problemáticos en el desarrollo cognitivo, aportándoles una serie de conocimientos sociales que les ayuden a resolver todo tipo de situaciones, ayudándolos en el control de sus propias emociones, profundizando en su empatía, estimulando sus habilidades de comunicación, creatividad, iniciativa, mejorando su autoestima y promoviendo la reciprocidad solidaria en las relaciones.

Los juegos de rol en la actualidad

Muchos dados han rodado desde que Dave Arneson y Gary Gygax dieran a luz a su criatura. En la actualidad los juegos de rol son un entretenimiento muy extendido con millones de jugadores en todo el mundo. No hay un censo oficial, pero algunas de las convenciones más grandes reúnen a decenas de miles de jugadores. La Gen Con de Indianápolis (considerada la concentración “rolera” por antonomasia) reunió a más de 61.000 participantes (197.000 visitantes) en 2015, ese mismo año las jornadas Ludo Ergo Sum en Alcorcón (Madrid) reunieron a más de 3000 aficionados a los juegos de rol y de mesa en nuestro país.

Estantería de juegos de rol en la tienda Yellow Submarine (Kyoto)

Existen miles de juegos de rol publicados en la actualidad. La web RPGGeek contiene una base de datos con casi 8000 juegos, y os aseguro que no están todos. En España se publicaron en 2016 un total de 97 títulos de juegos de rol de los cuales 1/3 fueron de creación nacional. Hay juegos de todo tipo, preparados para que los jugadores vivan la ficción que deseen: juegos de piratas, basados en series o películas de televisión, juegos de superhéroes, de fantasía, terror, mechas, dinosaurios en el espacio, vampiros adolescentes con problemas emocionales… casi cualquier género que puedas imaginar. Incluso sistemas de juego genéricos con herramientas para que los propios jugadores diseñen el mundo en el que quieren jugar. También hay juegos con reglamentos más complicados, que requieren horas para dominar, y juegos con reglamentos sencillos que permiten aprender a jugar en muy poco tiempo.

LARP (Live Action Role Playing) Juegos de Rol en Vivo

Los Juegos de Rol en Vivo nacen de los juegos de rol tradicionales. En ella los jugadores no narran, sino que teatralizan o escenifican lo que hacen sus personajes, y suelen incluir (no siempre) disfraces y atrezo para recrear estas escenas. Como otros juegos, también tienen sus reglas, que delimitan lo que los jugadores pueden hacer mientras interpretan sus personajes, por ejemplo en algunos juegos está prohibido simular peleas, mientras que en otros se lucha con espadas y otras réplicas inofensivas de armas hechas de materiales blandos. En la actualidad, los LARP tienen comunidades de juego muy importantes a nivel global y aunque son tangenciales a los juegos de rol “de mesa“, normalmente se consideran como una categoría “a parte” de los juegos de rol convencionales. Os enlazo el artículo de la wikipedia al respecto de los Juegos de Rol en Vivo.

 

 

Videojuegos de rol y juegos de rol masivos multijugador

Los videojuegos han bebido mucho de los juegos de rol y los juegos de rol de los videojuegos. Por definición, se emplea la etiqueta de juego de rol casi para cualquier juego que contenga los elementos de personalizar a nuestro personaje, que incluya mejoras en el mismo al superar retos (mejora por experiencia), o la posibilidad de tomar decisiones que afecten a la trama del juego “interpretando” de forma virtual a nuestro personaje. Como podéis ver en este saco de “juego de rol” entran muchos y muy diferentes títulos. En la actualidad son un género en sí mismo, aunque sigue sin haber una definición concreta de qué elementos catalogan un juego como juego de rol.
En general, los videojuegos de rol difieren de los juegos de rol tradicionales en que no hay más jugadores (ya veremos más adelante los juegos online) y que la trama es siempre la misma (con variaciones dependiendo de la complejidad del juego) y que las acciones posibles del jugador están muy limitadas. La experiencia de juego puede ser realmente inmersiva y algunos de estos juegos son superproducciones con bandas sonoras y efectos espectaculares. Aún así son un entretenimiento muy distinto a los juegos de rol “de mesa“.

Ejemplo de videojuego de género juego de rol: Dragon’s Dogma Dark Arisen de Capcom

Pero uno no tiene por qué jugar solo, existen miles de títulos en el mercado que nos permiten una experiencia de juego de rol virtual con otros jugadores. World of Warcraft (otro icono de la cultura popular) es un ejemplo de juego de rol masivo multijugador, en el que el jugador crea un personaje que vive en un mundo virtual al que se conecta a través de Internet, donde interactúa con los personajes de otros jugadores mientras vive aventuras y toma decisiones que afectan a su experiencia de juego. A pesar de que existe más interacción, siguen siendo un entretenimiento que ofrece una experiencia lejana a la de los juegos de rol tradicionales. Os dejo nuevamente con un artículo completo en la Wikipedia sobre este tipo de juegos para que tengáis más información.

Iniciarse en los juegos de rol

No importa tu edad, ni tu género, lo único que importa es que quieras divertirte viviendo una aventura fantástica con otros jugadores. Nunca es tarde (ni pronto) para iniciarse en los juegos de rol. Si te han picado la curiosidad y no sabes por donde empezar, aquí tienes algunos consejos.
Aunque en realidad los juegos de rol son bastante sencillos y en teoría uno puede comprarse un manual, leerlo y aprender a jugar, no es la opción que más recomiendo. Si aún así quieres empezar por aquí, no tienes por qué gastarte dinero, hay cientos de juegos de rol gratuitos creados por la comunidad de jugadores de rol que puedes utilizar para aprender, os dejo enlace a la web Rol Gratis donde se recopilan algunos de estos títulos. Aunque existen formas mucho más sencillas de iniciarse en los juegos de rol que vamos a ver ahora mismo.
Uno de los recursos más sencillos es ver partidas de otros a través de Internet. Actualmente hay decenas de canales en Youtube y otras plataformas donde se muestran partidas (igual que con los videojuegos). Es un recurso rápido que te permitirá asomarte a los juegos de rol desde la comodidad de tu sillón. Sin embargo, también tiene sus contras, los juegos de rol, como otras subculturas, tienen sus propia “metalengua”, modismos, referencias y clichés que los profanos pueden encontrar extraños. Os dejo una búsqueda con algunas partidas, tutoriales y consejos aquí.
Mi recomendación, y lo más sencillo al final, es sentarse a jugar una partida con gente que ya sepa jugar. Si no tienes a nadie cerca, las asociaciones de jugadores y las jornadas y eventos de juegos de rol pueden ser el lugar ideal para iniciarse. Muchas asociaciones realizan jornadas de puertas abiertas y jornadas de convivencias lúdicas donde se juega, se socializa y en definitiva, uno se lo pasa bien. Desafortunadamente no hay una base de datos actualizada y centralizada de asociaciones y eventos. Os dejo una web que os puede ser útil aunque también os recomiendo buscar en las redes sociales asociaciones cerca de vuestra localidad.

 

Otras fuentes para este artículo:

A parte de las webs enlazadas, para la realización de este artículo he consultado: