domingo, 28 de febrero de 2016

Manual del Director: Fail Forward (Fallar hacia adelante)

El fracaso deberia ser nuestro profesor, no nuestro enterrador.
Es un retraso, no una derrota.
Es un desvío temporal, no un callejón sin salida.
William A. Ward

Fail Forward (Fallar hacia adelante)
Este término anglosajón refleja una filosofía de juego en la que el fracaso de una tirada o prueba por parte de los personajes no genera una situación en la que la aventura acaba (por ejemplo matándolos o planteando una situación en la que la aventura simplemente no puede continuar), sino que provoca una nueva situación que complica el objetivo de los personajes y da un giro a los acontecimientos (obligándolos a sacrificar ventajas para seguir adelante, tomar decisiones difíciles o realizar alguna acción arriesgada). Algunos juegos en los que se emplea esta filosofía: Mouse Guard, 13th Age, FATE (sobre todo en la mecánica de Concesiones), Apocalypse World, entre otros.
Por ejemplo: El personaje fracasa para evitar caer en una trampa de pozo. En vez de matarlo, el Narrador estima que queda herido, pero que encuentra una extraña reja en el fondo del pozo que no sabe a dónde puede conducir...

El uso de esta técnica tiene pros y contras entre los que vamos a destacar:
Pros:
  • La historia no se para por una mala tirada, sino que el fracaso genera una nueva historia.
  • Motiva a los personajes a aceptar el fracaso como parte de la diversión del juego, ya que estas historias pueden ser muy divertidas.
Contras:
  • Obliga al Narrador a improvisar mucho más sobre estas huidas hacia delante y se puede llegar a perder el contexto principal de la historia.
  • Puede generar una falsa sensación de "inmortalidad" en los jugadores y destruir el ambiente si piensan que la aventura va a resolverse a su favor pase lo que pase.

Recuerda, un Fail Forward no significa que los personajes puedan finalmente sobrevivir o cumplir sus objetivos, sólo que a priori, el fracaso no detiene la historia, que gira en torno a ellos. Eso si, la historia puede sufrir cambios significativos que reflejen este fracaso, y dotando de una sensación de realidad a la campaña general.